lunes, 23 de febrero de 2009

ACTUACIÓN EN CASO DE PARADA CARDIORRESPIRATORIA (PCR) DEL ADULTO, MANIOBRAS DE RESUCITACIÓN CARDIOPULMONAR BÁSICA (RCP BÁSICA)


La parada cardiorrespiratoria (PCR) se define como la interrupción brusca, generalmente inesperada y pontencialmente reversible de la circulación y ventilación espontánea.
La resucitación cardiopulmonar (RCP) son el conjunto de maniobras necesarias para volver a restaurar dicha circulación y ventilación espontáneas en el individuo. Las maniobras de la RCP Básica son:

1.- BUSCAR RESPUESTA
Ante una potencial víctima de Parada cardiorrespiratoria (que aparenta inconciencia) se debe proceder siempre de la misma manera independiente del lugar de los hechos o los recursos disponibles en el lugar.
El primer paso es asegurarse de que la víctima realmente este inconsciente, hay que ponerla en posición adecuada para la RCP (decúbito supinol,mirando hacia arriba) y tomándola de los hombros y hablándole en voz alta al oído buscar alguna respuesta (apertura ocular, emisión de sonidos o movimiento). Debe evitarse realizar movimientos bruscos que puedan producir o agravar lesiones presentes, especialmente de la columna cervical. Si la potencial victima responde hablando se puede concluir además que tiene la vía aérea permeable, esta respirando y tiene circulación, por lo menos minimamente adecuadas.
Si la víctima no responde las posibilidades son que este en coma, este en paro respiratorio o en paro cardiorrespiratorio (muerte súbita). Para determinarlo se debe continuar con la evaluación en forma ordenada.
El primer paso en la RCP básica es confirmar la ausencia de respuesta de la victima.

2.- PEDIR AYUDA
Como la FV (Fibrilación Ventricular) es el ritmo mas frecuente y TRATABLE en la parada cardiorrespiratoria en el adulto se debe tener un desfibrilador y ayuda medica avanzada presente lo antes posible. Por eso, ante una persona INCONSCIENTE que es potencialmente una victima de muerte
súbita por FV el próximo paso fundamental es pedir ayuda para asegurar la llegada de un desfibrilador y ayuda profesional. En el mejor de los casos la persona no esta en paro cardiorrespiratorio y la activación del sistema de urgencias fue en vano. En el peor de los casos, la persona esta en paro cardiorrespiratorio y si el sistema de urgencias no es activado perderá la vida. La ayuda debe ser pedida adecuadamente, si el evento fue extrahospitalario y hay otras personas presentes el reanimador debe identificar a una de ellas y solicitarle que avise al sistema de urgencias indicando que hay una victima de muerte súbita y la necesidad de un desfibrilador dando la dirección exacta del evento. Si el reanimador esta solo debe pedir la ayuda el mismo aún si esto implica dejar a la víctima sola por algunos segundos. Si el paro es intrahospitalario, el reanimador debe activar el sistema local de respuesta médica de urgencias (timbre de alarma, código azul, etc.).

3.- ABRIR VÍA AÉREA
Después de pedir ayuda el reanimador debe permeabilizar la vía aérea de la víctima. Durante el PCR la víctima pierde complemente el tono muscular lo que asociado al efecto de la gravedad hace que la lengua caiga hacia atrás ocluyendo la vía aérea.
La principal causa de obstrucción de la vía aérea en la victima de muerte súbita no traumática es la lengua.
La maniobra mas efectiva para permeabilizar la vía aérea es la extender la cabeza y elevar del mentón. Si existe o se sospecha lesión de columna cervical solo se debe realizar la elevación del mentón manteniendo la cabeza en posición neutra.
La vía aérea se abre extendiendo la cabeza y elevando el mentón.



4.- BUSCAR VENTILACIÓN
Manteniendo la vía aérea abierta el reanimador acerca el oído a la nariz de la víctima Mirando hacia el tórax de la misma, Escuchando si hay respiración y Sintiendo el aire exhalado en un tiempo igual o menor a 10 segundos. Si la víctima tiene una respiración adecuada el reanimador mantiene la vía aérea abierta y mientras espera la llegada de ayuda profesional inicia la búsqueda de la causa y reevalúa periódicamente a la víctima. La presencia de respiración adecuada implica presencia de circulación, pero ante cualquier duda el reanimador debe proceder como si no hubiera respiración.
Con la vía aérea abierta el reanimador debe mirar, escuchar y sentir buscando respiración. (MES).

5.- BUSCAR CIRCULACIÓN
La búsqueda de circulación buscando el pulso carotídeo ha mostrado ser imprecisa y no existe ninguna evidencia de que la presencia de otros signos de circulación como tos, respiración o movimiento sea mejor. Una victima potencial de muerte súbita que efectivamente este en PCR y no recibe RCP básica morirá con seguridad. Al
Por lo tanto, si la persona esta inconsciente y sin respiración el reanimador debe iniciar la RCP con 30 compresiones torácicas externas seguidas de 2 ventilaciones artificiales.
SI HAY UN DESFIBRILADOR PRESENTE DEBE SER UTILIZADO EN ESTE MOMENTO, INCLUSO ANTES DE BRINDAR LAS COMPRESIONES TORÁCICAS.

6.- COMPRESIONES TORÁCICAS Y VENTILACIONES
Las compresiones torácicas se realizan colocando el talón de una mano en el centro del tórax con la otra mano encima y los dedos entrelazados. Con los codos completamente extendidos se inician las compresiones empujando fuerte y rápido.
Las compresiones torácicas externas efectivas logran entregar una pequeña pero crítica cantidad de oxígeno al cerebro y corazón, suficiente para mantener una presión de perfusión coronaria que aumente el período susceptible de desfibrilación y la probabilidad de éxito con ésta.

Para que la compresión torácica externa sea efectiva debe cumplir con las siguientes condiciones:
• Frecuencia superior a 100 x minuto
• Profundidad entre 4 y 5 centímetros
• Equilibrar el tiempo de compresión con el de descompresión del tórax (50 y 50%)
• Permitir el retorno del tórax a su expansión total durante la fase de descompresión
• Minimizar las interrupciones en la compresión torácica externa.

Las 30 compresiones torácicas son seguidas de 2 ventilaciones artificiales de 1 segundo cada una con el volumen suficiente para elevar el tórax de la victima. Esta relación es la misma para uno o dos reanimadores.

Las compresiones torácicas externas agotan rápidamente al reanimador y cuando esto sucede disminuye notablemente su efectividad. Es así que si hay dos o más reanimadores presentes deben rotarse las compresiones torácicas cada 2 minutos para garantizar que estas sean efectivas.
Los ciclos de compresión torácica y ventilación artificial se mantienen hasta la llegada del desfibrilador o hasta que la víctima reinicie ventilaciones espontáneas.

1 comentario:

virilo dijo...

Gracias por la información y consejos. Saludos.