domingo, 13 de septiembre de 2009

SÍNTOMAS DE LA ANOREXIA NERVIOSA

FÍSICOS (provocados por la desnutrición)

-Hipotermia: bajada de la temperatura corporal, suelen ser personas que tienen mucho frío y que van con un exceso de ropa para la temperatura real que existe ya que tienene un descenso en la temperatura corporal, debido a la restricción alimentaria.
- Bradicardia: hay un enlentecimiento del ritmo cardiaco
- Hipotensión: la tensión arterial en estos enfermos es baja, y se pueden producir vértigos y desvanecimientos.
- Anemia: es la disminución de la concentración de hemoglobina en la sangre; esto produce cansancio y alteraciones menstruales.
- Osteoporosis: es una disminución de la masa ósea ocasionando una mayor susceptibilidad para las fracturas.
- Amenorrea: ausencia de la menstruación durante un período de tiempo prolongado
- Caída del cabello
-Lanugo: es un vello (similar al de los recién nacidos) que sale por todo el curepo (cara, brazos, piernas...)
- Sequedad de piel
- Uñas rotas.
- Estreñimiento: la evacuación intestinal es muy infrecuente o existe una dificultad para la expulsión de las heces.
- Hinchazón del vientre.


ALTERACIONES PSICOLÓGICAS

* Pensamientos obsesivos sobre el cuerpo, peso, comida, gordura.
* Trastornos en la memoria, concentración y atención.
* Percepción exagerada del tamaño del propio cuerpo.
* Tendencia al perfeccionamiento.
* Gran autodisciplina, rigidez.
* Baja autoestima.
* Irritabilidad. Cambios bruscos del estado de ánimo.
* Aislamiento familiar y social.
* Estado de ánimo depresivo.
* Ansiedad con la comida, ropa...

Las personas que padecen este problema están en todo momento pendientes de su cuerpo (peso, barriga, piernas, "cartucheras"... ), y están continuamente pesándose para ver si han engordado. La comida siempre la tienen controlada, creen saber qué engorda más y qué lo hace menos, cuántas calorías tienen los distintos alimentos y se suelen empezar a poner nerviosas cuando llega la hora de la comida.

También suelen verse más gordas de lo que están, aunque hay excepciones, ya que hay personas que sufren este problema y se ven delgadas, pero aún quieren estarlo más o se niegan a recuperar un peso saludable.

Suelen ser personas muy perfeccionistas, quieren hacerlo todo bien y se refuerzan en exceso para que así sea, de ahí la gran fuerza de voluntad que ponen para seguir una dieta, porque tienen una gran autodisciplina y suelen ser muy rígidas en su vida diaria.

Al mismo tiempo, tienen una baja autoestima, no se valoran, no se quieren a sí mismas, no se aceptan. Valoran todos los aspectos de la vida en la dicotomía "todo o nada".

Existe una gran irritabilidad y cambios bruscos de humor, bien sea por su baja autoestima o por no haber podido conseguir la meta que se había puesto con respecto a la comida, o también por no tener una buena alimentación, ya que la inanición también provoca irritabilidad.

Es frecuente el aislamiento familiar y social, muchas veces, para que la gente no se dé cuenta del problema que tienen, ya que el hecho de tener que salir con amigos quizás implique ir a cenar o comer algo. También se suelen aislar porque no se encuentran bien consigo mismas y están deprimidas.

Todo lo relacionado con la comida, la imagen, el peso, la ropa, les genera una gran ansiedad.

2 comentarios:

Begoña Sánchez dijo...

Muchas gracias por toda esta información.
Estos trastornos de la conducta alimentaria están al orden del día y debemos estar atentos.

Besos

Marta dijo...

DE NADA!! Seguiré informando... Besos!