miércoles, 29 de julio de 2009

CARTA A MARÍA, LA ENFERMERA DE RYAN


Tengo cincuenta y ocho años y como tú soy enfermero del sistema público de sanidad desde hace más de treinta.
¡Animo compañera! Has tenido un error, como todos hemos cometido; lo malo es que tú, que nosotros, no trabajamos con papeles, con tornillos, con cosas, lo hacemos con personas y escogimos voluntariamente esta actividad llevados de nuestro deseo de ayudar a los demás a mantener su salud, de luchar por mejorar las condiciones de vida o en último extremo por evitar el dolor.
Y te equivocaste, ¡cómo es posible!, dicen algunos basándose precisamente en que como trabajamos con personas tenemos que extremar la atención y el cuidado. Lo que nadie puede imaginar es cuánta atención y cuidado has tenido que poner cada uno de los días que has trabajado cuidando pacientes; cuántas veces has revisado lo que ibas a hacer; cuántas carreras has tenido que dar para poder atender a tus pacientes por falta de compañer@s suficientes; cuántas veces has tenido que cambiar de destino, siempre con la amenaza encubierta de la no renovación de contrato, siempre esforzándote por hacerlo todo bien aunque superase lo lógico, y a pesar de todo eso, cuántas caricias y ánimos has prodigado; cuánto aprendizaje has ido acumulando a pie de cama

¡¡¡HIPOCRITAS!!! Dicen que cometiste un error terrorífico. ES MENTIRA. Tú tuviste una equivocación, te equivocaste, desgraciadamente, y es seguro que nadie en esta historia está más destrozada que tú y la familia afectada.

¡¡EL ERROR TERRORIFICO LO COMETIERON Y LO COMETEN ELLOS!! los que han llevado al deterioro de la sanidad pública, la de todos, y quieren hundirla aún más para entregarla a manos del negocio privado.

Los que obviando, ellos sí, que trabajamos con personas, no han aumentado las plantillas a pesar de que la población ha crecido y mucho, a fin de abaratar costes.
Los que obviando, ellos sí, que la precariedad en el empleo es fuente del aumento de accidentes de todo tipo, vienen firmando contratos temporales constantes a quienes se incorporan al mundo sanitario, a fin de evitar que se consoliden sus derechos, de que puedan decir no a órdenes carentes de rigor profesional (hoy a cardiología, mañana a trauma, anteayer en medicina interna), los que tratan la salud de los ciudadanos como si estuvieran en una fábrica de tornillos, no en un hospital de todos, para todos y pagado por todos.

Los que obviando, ellos sí, que también son médic@s, enfermer@s, acatan directrices de los dirigentes políticos contra la dignidad de unas profesiones a las que deberían todo el respeto, contra la calidad de la atención a la que todos tenemos derecho, dando órdenes, aceptando malos materiales, asistiendo impasibles al desmantelamiento de los centros públicos desde los diferentes puestos de responsabilidad, logrados a dedo y que mantienen con silencios cómplices y culpables.

Los que obviando, ellos sí, que no son, o deberían ser, sino representantes de la enfermería, se llevan ahora las manos a la cabeza espantados de cómo te han atacado, cuando no han sabido luchar ni movilizar al colectivo en pos de unas condiciones dignas de trabajo y de contratación para ti y para miles como tú, sino que han permanecido en un ignominioso silencio cómplice, permitiéndolo todo, aceptando tus cambios constantes y los de otros miles de puesto de trabajo. Callando ante la privatización de la sanidad de todos, y apareciendo sólo con fugaces lavados de cara. Y todo eso, por qué, a cambio de qué. Seguro que ellos sí que lo saben. Lo más fácil es que ahora empiecen a organizar cursos subvencionados con sustanciosos beneficios, sin que a la postre peleen por mejorar las condiciones de trabajo y la atención a los pacientes.

A TODOS ELLOS LES INVITO A QUE DIMITAN, y se vengan al bando de los hombres y mujeres que consideramos que lo más importante son las personas, no el detentar puestos de poder o los beneficios a obtener en los negocios ya sean sucios o limpios.

¡¡¡TODOS ELLOS SON LOS QUE HAN COMETIDO UN ERROR TERRORÍFICO Y
PLANIFICADO!!! No tú, María. Te repito, tú te equivocaste.
Tú, que probablemente fuiste la última persona en acariciar con ternura a
Ryan, antes de cerrar la incubadora.
ANIMO MARIA.

7 comentarios:

Begoña Sánchez dijo...

Difícil tema para opinar
Hay que empatizar con ambas partes, y cuando hablo de partes hablo de la familia de Ryan y de María
Todo lo demás está de sobra porque hay demasiados intereses y política por medio.
Con Ryan ya no se puede hacer nada, pero con María sí, tiene toda una vida por delante y hay que ayudarle a seguir adelante
Un beso

Hasta los cojones. dijo...

Hola.
Visitando blogs con esto del concurso, me he topado con el tuyo y si no hubiera dado ya mi voto en “Personal” te lo daría a ti, seguro. Yo compito en “Actualidad”
Al igual que tu, tengo mi opinión sobre el asunto del bebe Ryan. Aquí la podrás leer, si quieres, claro.

http://loquemetocaloscojones.blogspot.com/2009/07/la-enfermera-no-es-la-culpable.html

Y nada, que tengas mucha suerte en el concurso y en la vida.
Tenéis todo mi apoyo.

Hasta los cojones. dijo...

Que me he dado cuenta que eres de Badajoz, mi madre también y yo pase parte de mi infancia corriendo por las calles del barrio antiguo, en la casa de mis abuelos (ya fallecidos) cerca de la antigua cárcel. Que recuerdos…

Te dejo otro beso ;)

Deprisa dijo...

Sé lo que es estar en un trabajo y que te asignen funciones que no te corresponde. Sé también lo que es estar sin trabajo y las amenazas de despido que recibes si te niegas a hacer algo...

La situación de la enfermera es comprensible dentro de este contexto. Ella estaba trabajando, le han puesto a hacer algo para lo que no estaba preparada y la ha cagado como cualquiera la hubiéramos cagado en su situación.

La responsable no es ella si no el lumbreras que la puso en esa unidad.

Es mi opinión sobre este asunto.

MACHACANDO LAS ALMENDRAS dijo...

Es un fallo en cadena que al final realiza un persona concreta, a la que la va a caer todo encima. Pero todos somos un poco responsable por no pedir a nuestros gobernantes una mejor gestión de los recursos actuales, un aumento de los recursos sanitarios y si no tenemos dinero suficientes que se reduzcan todos esos que son superfluos, y que a cualquier español se le pueden ocurrir multitud de ellos.

La sanidad esta masificada, y cada vez se hace mas grande al abismos entre los recursos que se tienen y los servicios que es preciso prestar con esos recursos, y parece que ni a los políticos, les interesa y a la ciudadanía solo cuando los sufre en carne propia.

Esa persona tendrá su responsabilidad pero todos tenemos la nuestra.

Un saludo

Marta dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices!! y sobre todo en lo de que todos somos responsables ya que como bien dices la sanidad está masificada y los que estamos dentro viendo el panorama tenemos casi claro que de aquí a un tiempo este gran sistema de salud que tenemos en España tenderá a privatizarse y perderá muchas ventajas respecto a la de ahora pero la gente no toma conciencia, es increíble q en plena Nochevieja como me pasó nos llamen para desplazarnos a un pueblo de al lado dejando el punto central sin ambulancia ... y todo por un resfriado a las 2 de la mañan la noche de Nochevieja... en fin, es sólo un ejemplo!

Paula y Manuel dijo...

Buenas... muy buen blog! Felicitaciones!!!

Te invito a que visites nuestro blog y que luego consideres darnos tu voto en la sección SOLIDARIOS.
Damos de comer a los jóvenes que viven en la calle y el premio redundaría en beneficio de ellos.
Gracias por tu valioso tiempo!!!

Paula y Manuel
www.elmacarronsolidario.blogspot.com