jueves, 16 de abril de 2009

Las pipas de girasol: buenas para el corazón y con propiedades antienvejecimiento


El contenido de alfatocoferol (Vitamina E) de las pipas de girasol es más abundante que el de cualquier otro fruto seco de los examinados (almendra, nuez, nuez pacana, avellana y cacahuete), que las califica como alimento protector del organismo.

Los tocoferoles son potentes antioxidantes, cuyas funciones son proteger contra enfermedades cardiovasculares además de que contribuye a dismunuir el riesgo de padecer cáncer.

Las pipas de girasol contienen un 76% de la cantidad diaria recomendada de Vitamina E (15 mg), lo cual las convierte en uno de los alimentos con mayores concentraciones de este antioxidante.

Si a esta vitamina se le añaden las vitaminas del grupo B que contienen las pipas en cantidades muy elevadas, se las puede considerar como un complejo vitalizante y antienvejecimiento. Además, son ricas en varios nutrientes que se asocian a la prevención de enfermedades cardiovasculares, como el ácido fólico o el magnesio.

Los especialistas recomiendan consumir entre 30 y 50 gramos diarios de frutos secos, eso sí, teniendo en cuenta que, debido a que su digestión es lenta, es preferible tomarlos a la hora de la comida o de la merienda.

1 comentario:

virilo dijo...

Marta, muy interesante esta información, gracias y un cordial saludo.